Según diversos estudios realizados en todo el mundo, el motivo del trasplante de cabello que es «rechazado» por el organismo suele ser el Síndrome de Liquen Planopilaris (LPP), que se desarrolla después del trasplante.
La LPP es una enfermedad inflamatoria del cuero cabelludo que produce alopecia irregular. Según la literatura, hubo 17 casos de LPP que se desarrollaron entre 4 y 36 meses después de la cirugía de trasplante capilar. Sin embargo, el hecho de que ocurra en solo 17 casos de miles de trasplantes de cabello realizados cada año demuestra que la LPP puede ser un problema para un porcentaje muy pequeño.